AUDI, Autos electricos, Interesante, Lanzamientos, Novedades, Volkswagen

Audi y Volkswagen aceleran su rumbo hacia los autos eléctricos trayendo sus modelos al país

Sistema de carga de autos electricos

La noticia es simple: con apenas unos días de diferencia tanto Audi como Volkswagen, ambas marcas integrantes del Grupo Volkswagen, presentaron los modelos de autos eléctricos que estarán trayendo al país.

Por un lado, Audi acaba de presentar en el país el RS E-Tron GT, el modelo deportivo de la casa alemana capaz de alcanzar los 250 kilómetros por hora con 600 kilómetros de autonomía, algo impensable pocos años atrás. Sin embargo, detrás de esta novedad aparentemente comercial aparece la enorme transformación tecnológica de la industria automotriz así como la nueva estrategia mundial de Audi destinada a jugar fuerte entre los productores de autos eléctricos.

En el caso de Volkswagen, la empresa realizó una presentación para toda América Latina anunciando que comenzará a comercializar sus modelos de autos eléctricos de la familia ID: el ID.3 y el ID.4. Durante el año 2022 también traerá la línea ID.5. Volkswagen también anunció este año su propia agenda orientada a finalizar la producción de autos a combustión para el 2030, con el objetivo de enfocarse el 100% en los autos eléctricos.

De todo esto hablaremos en este artículo.

El RS E-Tron GT, el auto eléctrico y deportivo de Audi

Autos eléctricos Audi ETRON en autódromo

Audi presentó sus autos eléctricos E-Tron en el Autódromo de Buenos Aires

En un evento de alto impacto mediático para el periodismo automotor, realizado en el Audi Driving Center ubicado en pleno Autódromo de Buenos Aires, Audi presentó su modelo sedán deportivo de alta performance, el RS E-Tron GT.

Se trata de un vehículo que impresiona tanto en lo visual como en su performance: tiene un diseño deportivo y agresivo que deslumbra, y que se corresponde en su totalidad con un coeficiente aerodinámico de 0,24 Cx.

El Audi RS E-Tron GT viene equipado con dos baterías de 800 voltios y de cargas muy rápidas, que en tan solo 23 minutos llegan al 80% de su capacidad, alcanzando una potencia de hasta 270 kW.

Por otro lado, Audi acaba de anunciar un acuerdo con Siemens, otro gigante de la ingeniería alemana, destinado a desarrollar una red de carga eléctrica que acelere la adopción de los autos eléctricos en el país y genere confianza y seguridad entre los usuarios de la marca.

El primer paso será dotar de cargadores eléctricos de alta performance, de 50 kW DC, a su red de concesionarios. En ese sentido, ya existen puntos de carga en cuatro de ellos: Autovisiones (CABA), Zentrum (Pilar), Norden (San Isidro) y Maipú Exclusivos (Ciudad de Córdoba). En el corto plazo se sumarán otros concesionarios.

Siemens también habilita la instalación de sus cargadores eléctricos rápidos en los hogares de los propietarios de los E-Tron, ampliando las opciones para quienes opten por la nueva tecnología de los autos eléctricos.

Esta línea deportiva de los Audi RS E-Tron GT, llegará al país durante el 2022, a un valor estimado que arranca en los 200 mil dólares.

Sin embargo, la agenda de autos eléctricos de Audi es impresionante y se integra con el E-Tron GT Quattro, el RS E-Tron GT Quattro, y nuevas versiones eléctricas de sus SUV.

 

Volkswagen y sus exitosos autos eléctricos: ID.3 y ID.4

Autos eléctricos Volkswagen ID3 y ID4

Volkswagen hará pruebas con sus autos eléctricos ID3 y ID4

La propia Volkswagen, empresa madre del grupo homónimo, también avanzó en el camino hacia los autos eléctricos. Durante un evento realizado para toda América Latina anunció que la empresa comenzará a probar en la región dos vehículos de inmenso éxito en Europa, así también como en China, Estados Unidos y otras regiones.

Se trata de los modelos ID.3, un hatchback compacto del segmento C, y del ID.4, un SUV también compacto y del mismo segmento.

Volkswagen utiliza la denominación “ID” para identificar a sus líneas de autos eléctricos, junto a un número que diferencia la familia a la que pertenecen.

Los modelos de auto eléctrico ID tienen un alto rango de performance, dependiendo de cada uno de ellos. Por ejemplo, entregan de 145 a 299 CV, con una autonomía de marcha que varía de los 330 a los 550 kilómetros.

A nivel global, Volkswagen anunció que desde el 2030 dejará de producir motores a combustión y destinará el 100 por ciento de su esfuerzo y presupuesto en el desarrollo y lanzamiento de los autos eléctricos.

De los motores a combustión hacia los autos eléctricos

La tecnología de autos eléctricos, así como la de hidrógeno, es parte de la agenda de desarrollo tecnológico de las principales automotrices del mundo desde hace muchos años.

En algunos momentos de la historia contemporánea, esta agenda estuvo marcada por el alto precio del combustible, que sigue las variaciones del precio del petróleo. Por ejemplo durante los años setenta.

En tiempos más recientes, la idea de desarrollar tecnologías o combustibles alternativos se debía a razones geopolíticas, tomando en cuenta que los países desarrollados de Occidente no han sido tradicionalmente los grandes productores de petróleo, y esa alta dependencia energética les generaba una dependencia importante de otros países.

El intenso y acelerado ritmo actual del desarrollo de los autos eléctricos, sin embargo, está marcado por la Unión Europea y su alta preocupación por los temas medioambientales, que establece una agenda para la industria automotriz que incluye estrictas regulaciones respecto a las emisiones de carbono.

En concreto, en una regulación que se está preparando actualmente y que se conoce bajo el nombre de EURO7, el plan sería que para el año 2030 los nuevos autos producidos en las fábricas europeas reduzcan un 65% la emisión de dióxido de carbono, y que para el 2035 alcancen la neutralidad total de carbono, con 0% de emisiones.

Tal regulación impone a la industria europea de autos una acelerada agenda de desarrollo tecnológico de alternativas energéticas a los combustibles fósiles, hoy liderada por la de los autos eléctricos, pero en la cual también participa la tecnología de autos basados en combustible de hidrógeno.

Audi, así como otros fabricantes europeos, decidió pisar fuerte en esta jugada. Su CEO global, Markus Duesmann, brindó este año una entrevista al medio alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, en la cual anunciaba que para el 2026 la empresa dejaría de fabricar autos eléctricos.

Volkswagen sigue el mismo camino e hizo pública su decisión de enfocarse en la fabricación de los autos eléctricos a partir del 2030.

Por ese motivo, ambas empresas están desarrollando una estrategia que las posicione en un lugar de liderazgo en el lanzamiento y comercialización de los autos eléctricos.

El futuro de los autos eléctricos

A partir de las nuevas normas de la Unión Europea, los principales fabricantes de ese continente fijaron una agresiva agenda para el desarrollo y comercialización de autos eléctricos.

Sin embargo, las automotrices asiáticas y norteamericanas no se quedaron atrás y fijaron su propia agenda. A comienzos de este año, la automotriz estadounidense General Motors, propietaria de marcas como Chevrolet, Cadillac o GMC, anunció una inversión de 27 mil millones de dólares con el objetivo de desarrollar su propia plataforma de fabricación de autos eléctricos.

Su idea es contar con 30 modelos eléctricos para el 2025, abandonar la producción de autos con motores a combustión diez años más tarde, y ser una empresa totalmente neutra de carbono para el 2040.

Ford Motors, el otro gigante estadounidense, acaba de anunciar una inversión de 11.400 millones de dólares junto a su socio SK Innovation, fabricante de baterías eléctricas de Corea del Sur, con destino a la construcción de tres plantas de baterías y una fábrica de camiones eléctricos de la serie F.

Los asiáticos no se quedan atrás y también fijaron su propia y agresiva agenda de desarrollo y producción de autos eléctricos. Sus principales fabricantes, como Toyota, Nissan y Honda, ya anunciaron sus respectivos planes.

Sean autos eléctricos, hidrógeno o cualquier otra tecnología que se desarrolle en el futuro, lo cierto es que en pocos años veremos el final de una historia de 150 años de autos basados en combustibles fósiles, para dar paso a una nueva generación de vehículos impulsados por tecnologías más benévolas con el medio ambiente.

Te puede interesar:

MOTORES A COMBUSTIÓN: AUDI, VOLKSWAGEN, CHEVROLET Y OTRAS AUTOMOTRICES ANUNCIARON QUE DEJARÁN DE FABRICARLOS

Notas Relacionadas