Consejos de mantenimiento, Interesante, Mecánica, Repuestos Falsos, Repuestos Originales

CUIDADO CON LOS REPUESTOS FALSOS: 7 CLAVES PARA DETECTARLOS

Repuestos Falsos

Con frecuencia aparecen noticias en las que la policía desarticula desarmaderos ilegales de autos o clausura locales de proveedores de repuestos falsos, vendidos como originales.

El tema no resulta menor ni exagerado. Durante los últimos años se desarticularon numerosas bandas y desarmaderos ilegales que ponían a la venta cientos de miles de repuestos falsos. Cuando hablamos de repuestos falsos, no nos referimos sólo a precios económicos dentro de una caja que simula ser la original, sino a repuestos que no garantizan ni la seguridad ni el funcionamiento adecuado del auto.

Es decir, el riesgo no es sólo económico, sino la vida de quienes circulan en esos vehículos.

El problema se extiende por varios lugares geográficos del país, como la Ciudad de Buenos Aires, el conurbano bonaerense, Santa Fe, Córdoba y otros sitios.

Los medios se encargaron de difundirlo y sus resultados asombran. Algunos de los tantos artículos periodísticos de los últimos tiempos que mejor describen la situación – e incluso ilustran con imágenes la falsificación e imitación de los repuestos originales -, son los siguientes:

Clarín: Secuestraron un 64% más de autopartes ilegales en la Ciudad: el 80% provenía de robos en Provincia

Perfil: Ciudad de Buenos Aires: allanaron 11 desarmaderos truchos, e incautaron 3.700 autopartes

Día del Sur Noticias: “Repuestos Falsos”: secuestraron casi 200.000 repuestos automotor apócrifos por $79 millones

La Capital: La ruta del repuesto: 8 detenidos y 5 millones de dólares en autopartes robadas

Infobae: Detuvieron en Rosario al “rey de los repuestos”: lo acusan de liderar un millonario negocio de venta ilegal de autopartes

M1: Clausuraron un desarmadero ilegal: secuestraron mas de 1.200 autopartes y detuvieron a seis personas

Y las noticias siguen y abundan.

 

¿DE DONDE VIENEN LOS REPUESTOS FALSOS?

Los repuestos falsos o “truchos” suelen provenir principalmente de dos vías diferentes:

  • Por un lado, y como los artículos periodísticos lo señalan, existen numerosos desarmaderos ilegales de autos robados, en donde “limpian” las piezas originales y las vuelven a vender como nuevas. Es decir, son piezas usadas y desgastadas, a las que en ocasiones ponen dentro de cajas o envases que simulan ser las originales. El trabajo suele ser excelente y sólo ojos expertos logran identificar las falsificaciones. Los precios suelen ser menores, pero al tratarse de piezas usadas la vida útil de las mismas es menor y hasta pueden resultar riesgosas para el vehículo o sus tripulantes.
  • Por otro lado, existen repuestos falsos fabricados intencionalmente, que imitan a los originales, pero que no lo son. Esos repuestos, obviamente, también son embalados en cajas similares a las originales, para que parezcan auténticos. Vienen con la marca del repuesto original impresa en algún lugar visible, como para mostrarlo y facilitar su venta. Sin embargo, de este modo no sólo se estafa al mecánico y al cliente, sino que se pone en riesgo la seguridad del auto y sus pasajeros. Con una pieza “trucha” el cliente no sólo perderá dinero al pagar un repuesto falso al valor de una pieza original, sino que su vehículo funcionará peor y correrá mayores riesgos, incluso riesgos a la seguridad física de quienes se encuentren el mismo.

En todos los casos es importante apostar ante todo a la confianza y la seguridad del vehículo que al supuesto ahorro de comprar un repuesto económico, pero que termine siendo una estafa a la seguridad y al bolsillo.

 

7 CLAVES PARA DETECTAR LOS REPUESTOS FALSOS

La pregunta obligada es: ¿Cómo evitar los engaños y las estafas al comprar autopartes?

Estos son algunos consejos que pueden ayudar:

  1. Casas de Repuestos: Si va a una casa de repuestos, asegúrese que sea confiable y tenga una trayectoria de años marcada por su honestidad. Las casas consolidadas y los vendedores de confianza son una garantía en el momento de invertir en su auto.
  2. Compras online: Es mejor también comprar a un proveedor con una trayectoria confiable que a una empresa desconocida que venda las mismas piezas a un precio “regalado”. Desconfíe en esos casos. Si encuentra descuentos, verifique que la casa que los ofrece tenga respaldo.
  3. Cajas o envoltorios: Verifique que las piezas estén embaladas en cajas o envases originales de buena calidad, lo cual puede determinarse tanto en los materiales de la misma como en los datos impresos. Por otro lado, asegúrese que no contenga errores de ortografía o tipográficos.
  4. Códigos: La mayoría de los repuestos originales cuentan con el número de pieza impreso tanto en el envase como en el repuesto mismo. Verifique que la información que proveen no esté incompleta. Las originales no los tienen.
  5. Comparar: Compare la pieza que compró o vaya a comprar con la original. Tienen que coincidir, tanto en la forma y los detalles como en el peso. Si requiere alguna adaptación, puede que no sea una pieza original. En muchas ocasiones el fabricante reemplaza la pieza original por otra de la misma empresa, pero el repuesto es igual. Por ejemplo, una correa Economy en lugar de la original Volkswagen o ACDelco en lugar de una GM. Pero no desespere: una buena casa de repuestos le garantizará que la pieza sea legítima.
  6. El precio justo: Desconfíe de lo “barato”, siempre, porque al final puede salirle “muy caro”. Las piezas tienen un precio de mercado, y lo normal es que las encuentre con pequeñas diferencias entre los distintos vendedores, pero en un rango de precios razonable. Pero si el precio es demasiado bajo, podría tratarse de una pieza falsa.
  7. Repuestos alternativos: Por último, si el problema es el presupuesto, o bien sospecha de la originalidad de una pieza que le ofrecen, es mejor que busque otras opciones. Existen marcas alternativas de menor precio, pero de excelente calidad, que puede comprar con confianza. Los buenos mecánicos y repuesteros las conocen y se las recomiendan por su buena trayectoria a lo largo de los años.

 

La inversión en repuestos automotores en ocasiones suele ser cara, aunque necesaria para que su vehículo funcione perfectamente bien durante muchos años. En CHEVCAR y en muchas otras casas de repuestos contamos con una trayectoria que nos avala y una clientela que hace muchos años confía en nosotros, porque ofrecemos asesoramiento y repuestos de marcas originales o alternativas de primera calidad.

Confíe en los que puedan ofrecerle calidad y confianza, será un paso importante para que no estafen.

Notas Relacionadas