AUDI, Chevrolet, Consejos de mantenimiento, Interesante, Mecánica, Repuestos, Volkswagen

¿Cada cuánto debo hacer el cambio de filtros del auto?

Cambios de filtros del auto

Una de las preguntas frecuentes de nuestros clientes es: ¿Cada cuánto debo hacer el cambio de filtros del auto? La respuesta depende de varios factores.

La gran mayoría de los autos lleva cuatro filtros: el de aceite, el de combustible, el de aire de motor y el de habitáculo o polen. Los filtros son parte de las piezas de mantenimiento, que son aquellas que deben cambiarse en forma periódica. Por lo tanto, el cambio de filtros del auto es algo que haremos con cierta frecuencia, y por ese motivo nos conviene informarnos para hacerlo correctamente y comprar bien.

Los filtros cumplen el rol de retener partículas nocivas que podrían ingresar en diferentes partes del motor, generando un daño importante. Por esa razón van sufriendo desgaste y deben cambiarse cuando cumplen su vida útil. Si los cambiamos a tiempo, evitamos riesgos innecesarios para el auto. Si no lo hacemos, las consecuencias podrían llegar a ser graves y los costos de reparación mucho más altos.

Los fabricantes suelen incluir, en los manuales de los vehículos, sus recomendaciones sobre revisiones y tiempos para realizar el cambio de filtros. Siempre es mejor seguir estas recomendaciones, porque cada auto cuenta con especificaciones propias. Sin embargo, en el mundo de la mecánica automotriz existen prácticas en relación al cambio de filtros del auto que pueden ayudarnos a entender cuándo debemos hacerlo.

En este artículo vamos a explicar qué es y para qué sirve cada uno de esos filtros, y cuándo es necesario hacer el cambio de filtros del auto.

Filtro de aceite

Cambio de filtros del auto: Aceite

Cambio de filtros del auto: filtro de aceite

El filtro de aceite es el más conocido y el que se cambia con más frecuencia. La norma es hacerlo cada vez que se cambia aceite de motor, que por lo general se hace luego de 10 a 15 mil kilómetros de uso.

El aceite cumple la función de lubricar y enfriar el motor del auto. Como parte de este proceso, imprescindible para el correcto funcionamiento del vehículo, hay impurezas potencialmente nocivas que aparecen en el circuito por donde pasa el aceite, y que podrían dañar diferentes piezas del motor. Por ejemplo, pequeñas virutas metálicas prácticamente imperceptibles para el ojo humano.

El filtro las retiene, evitando perjuicios mayores. Pero al mismo tiempo comienza a sufrir un proceso de desgaste que se soluciona con su reemplazo, y de este modo nos aseguramos que el motor se mantenga en perfectas condiciones.

Filtro de Combustible

Cambio de filtros del auto: combustible

Cambio de filtros del auto: filtro de combustible

El combustible, su circuito de circulación y hasta el fondo del tanque de nafta, pueden acumular sustancias o partículas nocivas para el motor.

El filtro las retiene, evitando que ingresen a la cámara donde se produce la combustión del motor, y de este modo que generen daños al mismo. Y aunque sean imperceptibles a nuestra mirada, esas partículas existen, así como el daño potencial que podrían provocar al motor. Comparado con el costo de reparación de un motor, el cambio periódico del filtro de combustible es una inversión irrelevante, necesaria e impostergable.

Si bien las recomendaciones de los fabricantes varían según el tipo de motor del auto, lo usual es realizar el cambio del filtro de combustible cada 25 a 30 mil kilómetros de uso.

Muchos autos de última generación reemplazaron el filtro de combustible por otro que se encuentra en el interior del motor y que no se reemplaza, sino que se extrae y se limpia cada 100 mil kilómetros.

Los propietarios de aquellos autos que sí traen el filtro de combustible, que son la inmensa mayoría de los autos en circulación, deben prestar especial atención a los tiempos de cambio y cumplir con su cronograma para que, de este modo, proteger al motor y mantener el vehículo en perfectas condiciones.

Filtro de Aire del Motor

Cambio de filtros del auto: aire del motor

Cambio de filtros del auto: filtro de aire de motor

Como parte de su funcionamiento, el motor recibe aire del exterior que cumple la función de refrigerarlo, tarea que comparte con el sistema de refrigeración basado en líquidos. En el aire suelen circular diversas partículas que, de ingresar en el circuito del motor, podrían generar un daño irrecuperable o altamente costoso.

Más aún, si salimos de las ciudad y nos adentramos en geografías rurales, montañosas o cercanas al mar. En rutas y caminos polvorientos, o donde podría haber granos de arena circulando por el aire, como mar, campo y montaña, es más frecuente encontrar un desgaste acelerado de los filtros de aire. Esto se ve más a menudo en las camionetas que cumplen funciones de trabajo.

Por ese motivo, el filtro de aire de motor cumple el rol de retener toda partícula nociva y de este modo evitar todo daños al motor que, de producirse, seguro que lo lamentaríamos mucho. De no contar con un filtro de aire en perfectas condiciones de uso, los motores correrían el riesgo de arruinarse con una frecuencia mucho mayor y con un costo incalculable, además del tiempo que nos demandaría dejar el auto parado en el taller.

En circunstancias normales de uso en la ciudad, un filtro de aire tiene un desgaste moderado y suele cambiarse cada 20 mil kilómetros. En terrenos polvorientos, como mencionamos antes, deberíamos hacerlo mucho más a menudo. La recomendación es revisar periódicamente el filtro de aire o eventualmente cambiarlo más seguido. Una mirada por parte del mecánico de confianza, luego de 10 mil kilómetros de uso, sería apropiada para verificar que aún se encuentre en condiciones razonables de uso.

Filtro de habitáculo o polen

Como en la gran mayoría de los casos, incluyendo todos los filtros de aire de motor y la mayoría de los filtros de aceite y combustible, los filtros de habitáculo o polen están fabricados en base a papel, un material que cumple con eficiencia el rol de retener partículas nocivas y a la vez permitir el paso de otra sustancia, como lo son el combustible, el aceite o el aire.

La función del filtro de habitáculo o polen es la de evitar que ingresen, a través del sistema de aire acondicionado, olores y sustancias desagradables al interior del vehículo, generando una mala sensación para el conductor y los pasajeros.

Esto es particularmente importante cuando se circula con los vidrios cerrados y el sistema de aire acondicionado funcionando a pleno, sea con frío o calor.

El filtro de habitáculo o polen cumple la función de mejorar la calidad de aire del motor, sobre todo en ambientes como las ciudades, donde el hollín y otras impurezas circulan habitualmente en el aire.

Su cambio depende de su estado, pero una práctica frecuente es hacerlo cada 15 a 20 mil kilómetros.

Cambio de filtros del auto Habitáculo

Filtro de Habitáculo o Polen

Cambio de filtros del auto: Conclusiones

Como ya mencionamos, los filtros cumplen la función de retener impurezas del combustible, el aceite y el aire, que podrían dañar diferentes piezas del motor.

Se cambian con cierta periodicidad, y con la ayuda del manual de usuario o un mecánico de confianza, resulta fácil y económico evitar riesgos para el auto. Algunos propietarios postergan la decisión de cambiar los filtros del auto, pero esto no es conveniente porque los filtros desgastados no funcionan bien, y por lo tanto darían lugar a que partículas nocivas dañen el motor y otras piezas del auto.

Como vimos, el cambio de filtro de aceite es el más frecuente y se hace cada vez que se cambia el aceite mismo, en general cada 10 a 15 mil kilómetros. En ocasiones, los mecánicos recomiendan realizar el cambio de filtros del auto completo cada dos cambios de filtros de aceite, para un mejor mantenimiento del vehículo.

Los filtros son repuestos económicos y hay muchas opciones de marcas, calidad y precio. En CHEVCAR, donde nos enfocamos en las marcas Chevrolet, Volkswagen y Audi, trabajamos con marcas originales como GM, ACDelco, Volkswagen y Economy, y otras alternativas de primera calidad como son Bosch, Denso y otras. Pero las opciones de filtros son amplias y aptas para todo los bolsillos.

Por lo tanto, no hay excusas para realizar el cambio de filtros del auto cada vez que sea necesario, y de este modo asegurar el correcto funcionamiento del vehículo.

Te puede interesar:

Qué aceite le pongo a mi auto

Pastillas de freno: cuándo debo cambiarlas para no correr riesgos

Cada cuánto debo cambiar las bujías y cables de mi auto

Repuestos originales o alternativos: ¿Qué elegir?

Cuidado con los repuestos falsos: 7 claves para detectarlos 

Repuestos Chevrolet: Lo que te conviene saber antes de comprar

Repuestos Volkswagen: Qué debes saber para no equivocarte y comprar bien

Notas Relacionadas